Publicaciones de la categoría: IV. Formación de las palabras

IV. Formación de las palabras

IV. Formación de las palabras: Comentaba en la anterior entrada sobre el pinyin que el idioma chino tiene un recurso muy útil para evitar las palabras homófonas. En esta entrada veremos en qué consiste.


Antiguamente, el chino era un idioma monosilábico, es decir, que un carácter representaba una palabra completa, y todas las palabras se pronunciaban con una sóla sílaba. Esto era posible sin generar apenas problemas al hablante, ya que antiguamente el vocabulario no era tan extenso. Con el tiempo y la cración de nuevas palabras para conceptos modernos, se hizo imposible asociar a todas ellas monosílabos, puesto que ello resultaría en una ingente cantidad de palabras homófonas, lo cual dificultaría mucho la comprensión del lenguaje hablado.

Lo que se hizo entonces fue cambiar la estructura de la mayoría de las palabras, combinando dos carácteres de significado parecido o complementario, pasando así a estar formadas por dos carácteres y dos sílabas. Es por ello que la creencia de que el chino moderno es un idioma monosilábico no es cierta, sino que es un idioma en su mayor parte bisilábico.

Veamos más gráficamente cómo se forman las palabras bisilábicas:

a) Formación por significados similares o sinónimos

b) Formación por combinación de significados
 
En el último caso, vemos cómo de sencillo es asociar el significado de los carácteres para dar con el de la palabra final, por lo que, a medida que aprendáis nuevos carácteres, tendréis con esto un excelente recurso para la memorización duradera de las palabras.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: